Vino y chocolate: un peculiar y delicioso maridaje

Todos los días las reglas sobre el maridaje entre comida y vinos están a prueba. Es por eso que hoy queremos resolver algunas cuestiones sobre el maridaje del vino y el chocolate, ya que en el mundo de la cocina es un elemento que desde su descubrimiento no ha dejado de conquistar paladares.

Existen características que unen al producto del cacao con el mundo de los vinos; características organolépticas como la acidez, la cremosidad, el amargor y la calidad aromática. Por ello, hoy queremos invitarte a que experimentes este maridaje. Al hacerlo, sólo te recomendamos que consideres empezar con chocolates ligeros y con vinos tintos ligeros. Esto permitirá que tu paladar se acostumbre a esta combinación y así poco a poco podrás probar vinos y chocolates de mayor intensidad.

Te recomendamos estos tips:

  1. Ya sea chocolate blanco, amargo o de leche, sin duda alguna, te invitamos a escoger uno de calidad.
  2. Emplea este maridaje de acuerdo con la obscuridad del chocolate: mientras mas obscuro sea el chocolate, tanto mas obscuro debe ser el vino, de tal forma, los tintos se llevan muy bien con los chocolates amargos, para el caso de los vinos blancos busca opciones más frutales
  3. Finalmente, selecciona vinos de acuerdo con el sabor del chocolate. La siguiente lista te indicará buenas combinaciones de vino y chocolate:
  • ”Chocolate blanco”: combínalo con un Chardonnay frutado y fresco o con un Moscato dulce. Estos vinos darán cuenta de los tonos mantecosos y grasos de lo que no es considerado “verdadero” chocolate. Para los que se arriesgan, el contraste de un vino cargado de taninos puede funcionar muy bien para cortar la grasa del chocolate blanco.
  • ”Chocolate con leche”: prueba con Merlot, Pinot noir, Moscato y vinos de postre. Pero ten cuidado con los altos niveles de azúcar del chocolate con leche, ya que puede cancelar la frutosidad en los vinos tintos secos, dejandoles un sabor amargo.
  • ”Chocolate negro (50% a 70%)”: marídalo con vinos mas robustos, como el Cabernet Sauvignon, Pinot noir y oporto. Un chianti puede ser maridado muy bien con un chocolate de unos 65% de cacao.
  • ”Chocolate amargo (70% a 100%)”: este tipo de chocolates son muy intensos en su amargura. Los glotones del chocolate adoran este rango de sabor, por lo que el vino debe ser conforme a él. Bordeaux, Beaujolais, Shiraz, moscato naraja, oporto, Malbec y Zinfandel son buenas elecciones.
  • Prueba con el champagne o con vinos espumantes para los chocolates de todo tipo. Son variedades que complementan muchos sabores. Muchos vinos de postre cumplen muy bien con todo el espectro de chocolates.

Disfruta de esta combinación. ¡Salud!

 

Vino y chocolate: un peculiar y delicioso maridaje