Marqués de Vargas: sembrando pasión y cosechando vinos de excelencia.

En 1840 inicia la historia de esta bodega que nace de la ilusión que genera construir un sueño. En aquel año Felipe de la Mata, VIII Marqués de Vargas, realizó las primeras plantaciones de viña, pero no fue hasta 1989 que Pelayo de la Mata, XI Marqués de Vargas, y sus hermanos, vieron cumplido el sueño de su padre, para así convertirlo en toda una tradición.

Esta bodega se encuentra en el Valle del Ebro en España, en la zona popularmente conocida como Los Tres Marqueses. El suelo de este sitio es arcilloso y calcáreo, que hace posible la producción de elegantes vinos tintos, equilibrados y destinados a envejecer en barrica.

Los viñedos de Marqués de Vargas tienen una extensión de 60 hectáreas, con variedades de uva tinta de excelente calidad, las cuales son tratadas con mucho cuidado y cariño como si de una sola vid se tratara, algunas de esas variedades son: Tempranillo, Garnacha, Mazuelo, Graciano y Maturana.

Al llegar la vendimia, cada racimo es seleccionado y recogido a mano, asegurando que cada uva contenga la esencia de los vinos riojanos de Marqués de Vargas.

Es así como se consiguen grandes vinos de guarda, Reservas y Grandes Reservas llenos de historia y de tradición. Si lo tuyo son los vinos españoles de alta expresión en paladar, las etiquetas de Bodega Marqués de Vargas te fascinarán.

Marqués de Vargas: sembrando pasión y cosechando vinos de excelencia.