La importancia de la conservación del vino y su vida.

Sabemos que no siempre se puede tener una cava en casa o comprar un refrigerador especializado. Sin embargo, existen ciertas zonas en el hogar que pueden funcionar de forma adecuada para almacenar nuestros vinos. Aquí te decimos qué debes de considerar para una correcta guarda:

  • Temperatura: Evita lugares muy calurosos. Por lo mismo la cocina no es el mejor lugar ya que por las actividades ahí desempeñadas la temperatura sube mucho. Lo ideal es un lugar donde no hayan cambios bruscos de temperatura. El área destinada para la conservación deberá ser de un máximo de 18° grados centígrados, aunque lo preferente o ideal es un rango constante de entre 14 y 16° grados sin importar el tipo o color de vino del que se trate.
  • Luz: procurar que no le dé al vino la luz directa, ni natural ni artificial, pues la luz acelera la oxidación y dependiendo del tipo de luz, puede incluso alterar la temperatura la cual también provocaría mayor oxidación.
  • Ruidos: evitar ruidos constantes y bruscos cerca de los vinos, pues en esencia el sonido no afecta al vino, sin embargo lo que aceleraría la oxidación son las vibraciones generadas por el sonido.
  • Humedad: intenta tener un lugar limpio, con una humedad máxima del 60%. Si el lugar está sucio o hay mayor humedad, se puede desarrollar algún hongo o agentes nocivos que en contacto con el vino pueden alterarlo.
  • Posición: los vinos con tapón de corcho deberán guardarse en posición horizontal, buscando que el corcho siempre tenga contacto con el líquido del interior de la botella, para que así este pueda estar hinchado y no dejar que entre mucho oxígeno al vino.
  • Vino espumoso: en el caso de las botellas de vino espumoso, estas deberán guardarse en posición vertical, para que sea menor la resistencia de la presión atmosférica del exterior y así no se corra el riesgo de que las botellas exploten.
  • Screwcap: Las botellas con screwcap o taparrosca, pueden ser guardadas en la posición que desees, no hay cambios ni alteraciones en el líquido debido a la posición.

Con estos consejos, tus vinos conservarán sus propiedades por más tiempo. Pero recuerda, la mayoría de los vinos comerciales están diseñados para consumirse en un periodo de 4 a 5 años. Así que te invitamos a que revises las etiquetas que guardas en tu cava, apliques los consejos que aquí te compartimos, y brindes con aquellas que ya sea hora de descorchar. ¡Salud!

La importancia de la conservación del vino y su vida.