La frescura de la primavera en los vinos blancos

El día de hoy queremos platicarte acerca del vino blanco, que en muchas ocasiones se relaciona con la elegancia y la feminidad.
El vino blanco se obtiene, generalmente, de uvas blancas como la Chardonnay, Sauvignon Blanc, Riesling, Torrontes, Moscato, etc; sin embargo también existen vinos blancos provenientes de uvas tintas como la Pinot Noir.
En el caso de los vinos blancos provenientes de uvas tintas, se retiran las pieles para que estas no pigmenten el mosto (jugo de la uva) y así podamos obtener un vino blanco.
Si comparamos el vino con las distintas estaciones del año; el blanco posee toda la esencia de la primavera, ya que proporciona aromas florales y cítricos que vibran en nariz, mientras que en el paladar se perciben notas de frescura únicas.
Es importante que sepas que el sabor de cada vino dependerá de algunas variantes: tipo de uva, área de producción, clima, proceso de elaboración, etc.
Lo que te podemos garantizar con respecto a los vinos blancos es que son ideales para acompañar desde una ensalada hasta tu pizza favorita; y si a esto le sumas una buena charla, disfrutarás plenamente el sabor de la primavera.
Este fin de semana te invitamos a experimentar las sensaciones del inicio de la primavera con un vino blanco.

La frescura de la primavera en los vinos blancos