Tequila Don Ramón Reposado

Tequila, México

Tequila

El proceso de producción del Tequila dura entre 6 y 7 años e inicia con la plantación del agave tequilana Weber variedad azul. El tiempo promedio que requiere la planta para alcanzar su madurez es de 7 años, al término del cual, se alcanza la acumulación máxima de los carbohidratos de esta planta.

Posteriormente pasarán a los hornos de Mampostería "método tradicional" por 24 horas , en los que lentamente le darán el primer carácter diferenciador del Tequila, ese tono dulce goloso, que nos recuerda camote asado o calabaza dulce.

Ya cocido, se deja enfriar 12 horas, para obtener ese jugo dulce, que llamamos mosto fresco, las piñas deben entrar al tren de molienda, cada rodillo extraerá esa miel, dejando la fibra limpia, al final se filtra y la fibra es eliminada. Esta fase del proceso es muy importante debido que la fibra produce metanoles durante el proceso de fermentación y destilación.

Al finalizar la fermentación, con un promedio de 72 horas, pasará a la fase más importante la destilación en alambiques de acero inoxidable, pasará dos veces el mismo proceso. Arte y ciencia, aportaciones del Maestro Destilador, perfilarán todos los aromas que definen los Tequilas Don Ramón

Reposado en barricas de roble francés por 6 meses. 

VISTA: Brillante, con intensos tonos dorados.

NARIZ: Sutil sensación alcohólica, suave al olfato, fresco con notas aromáticas de madera, agave cocido, manzana y ciruela.

BOCA:  Balance perfecto, además de consistente promesa entre cuerpo aroma y sabor, notas claras adquiridas durante su maduración como son madera, caramelo, especias y frutas.